Publicado el

Ford v Ferrari: Una historia a 7000 revoluciones por minuto

Ford v Ferrari llega esta semana a toda velocidad a las salas argentinas, con el título local de “Contra lo imposible”. En nuestro país la rivalidad entre marcas de autos existe desde tiempos inmemorables y en cualquier taller mecánico o de competición hay algún banderín, cuadro o almanaque alusivo. Si de rivalidades hablamos, en Argentina el superclásico es Ford vs Chevrolet.

Shelby con Henry Ford II
Pero… ¿desde cuándo Ford participa de competencias internacionales? ¿Por qué el inventor y líder de la fabricación en serie de vehículos querría competir en las pistas contra nada más y nada menos que Ferrari?
Eso es lo que trata de explicar, con un buen toque de ficción y una gran parte de hechos reales, esta gran película protagonizada por Matt Damon como Carroll Shelby, un piloto americano retirado de las pistas y Christian Bale como Ken Milles, un ingeniero y piloto británico con mucha personalidad.
Imagen relacionada
La historia no puede estar mejor contada. A pesar de ser una película de 2:30 hs, la mezcla de acción, humor, drama y suspenso nos tiene siempre atentos a la pantalla, donde nos encontramos con momentos cinematográficos que nos trasladan a la pista, subidos a un auto de carreras a mas de 7000 revoluciones por minuto.
El elenco está increíble, pero es Christian Bale quien nos vuelve a sorprender con una caracterización que lo despega de cualquier otro personaje que haya interpretado hasta el momento. Más teniendo en cuenta que su papel previo fue el de Dick Cheney en Vice con 30kg más, que pudo bajar en 7 meses para comenzar el rodaje de esta película, además de aprender a conducir profesionalmente.
Matt Damon cumple muy bien con su papel y su química con Bale refleja la gran amistad que tenían estos dos pilotos en la vida real. Una grata sorpresa es la actuación de Caitriona Balfe (más conocida como Claire de la serie Outlander) quien aporta muchísimo carácter a su personaje, despegándose del típico papel de esposa y acaparando todo la atención en la pantalla en varios momentos.
La banda de sonido es otro gran factor a sumar, al igual que su mezcla de sonido, detalle que nos termina de meter en la pantalla y adentro de cualquiera de los autos que vemos en la pista. Con una edición impecable y una historia más que redonda, Ford v Ferrari es una película entretenida, muy bien filmada, y no excluyente para el público fierrero, a pesar de que seguramente la disfrutarán mucho más.
Es una historia que habla de la amistad, de los sueños y los grandes desafíos de la vida. Junto con Rush (2013), esta película se coloca en el podio de las pelis de carreras, pero también se queda entre las mejores del año sin dudas, y tal vez con algunas nominaciones a los premios de la academia.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *